CUARENTENA: Los presos estarán permitidos a usar celulares en las cárceles bonaerenses

El uso del celular en las cárceles está prohibido, pero es una realidad. Le sirve a las personas privadas de su libertad para estar en contacto con sus afectos. Aunque son conocidos los casos de quienes los usan para delinquir.

Ahora, por la cuarentena obligatoria para prevenir el coronavirus, los teléfonos móviles estarán permitidos en las cárceles bonaerenses. Cada interno que quiera usar uno deberá registrarlo y hacerse responsable del uso que le da, según lo establece el "Protocolo para el Uso de Teléfonos Celulares" que se conoció en las últimas horas.

La medida regirá a partir de este miércoles 1° de abril y tendrá como vigencia "mientras dure el aislamiento social preventivo y obligatorio (DNU 297/20) o cualquier otra restricción a la libre circulación de las personas con motivo de la pandemia".
No obstante, el protocolo señala que su puesta en práctica "permitirá evaluar la extensión de su vigencia, como la modificación o ampliación del contenido".

La medida se oficializó luego de que el Tribunal de Casación Penal bonaerense autorizara este lunes al uso de los celulares a todos los detenidos en las cárceles de la Provincia. El objetivo es "el contacto con sus familiares y afectos, su desarrollo educativo y cultural y el acceso a información relativa a su situación procesal".

El protocolo, habilita a que todos los presos que ingresen a las unidades del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) puedan llevar un teléfono celular, notebook o tablet y registrarla a su nombre. "Deberán expresar que éste no es producto de la comisión de un ilícito", indica el documento. Los internos que ya se encuentren detenidos podrán pedirle uno por escrito a un familiar o un conocido, que deberán llevarlo a la cárcel, bajo las mismas condiciones.
A la vez, el protocolo permite "blanquear" la tenencia de un celular a los presos que ya cuenten con uno en sus celdas, siempre y cuando cumplan con las mismas condiciones. Hasta ahora, los celulares fueron uno de los bienes de contrabando más preciados dentro de los penales.

En la Argentina, la ley 24.660 prohíbe el uso de los teléfonos móviles a los internos. Sin embargo, se sabe que muchos presos logran ingresarlos de contrabando a los penales. En algunos casos, a través de coimas a los guardiacárceles.

A la vez, son conocidos los casos de bandas de estafadores que operan en las cárceles y realizan, entre otros delitos "secuestros virtuales", o jefes narco que siguen dirigiendo sus negocios desde el penal.
En ese contexto, el protocolo dispuso una serie de condiciones de uso de los equipos electrónicos.

Entre otras cosas, indican que sólo podrán usarse "en los recintos de alojamiento" y "a cualquier hora del día". Pero aclaran que los teléfonos "no podrán contar con memoria extraíble" y el costo de las comunicaciones no estará a cargo del SPB.

"En caso de situaciones que puedan afectar la seguridad del establecimiento o si la utilización de los teléfonos celulares impidiera el normal desarrollo de actividades o procedimientos en dependencias del SPB la autoridad penitenciaria podrá solicitar la interrupción de las comunicaciones. Su restablecimiento será inmediatamente posterior a finalizada la acción o el evento que motivó la interrupción", dice otro de los puntos.
Aunque no aclaran cómo controlarán el uso de los celulares, el protocolo prohíbe el "uso de redes sociales, con excepción de la aplicación WhatsApp" y en caso de que el interno haya sido condenado por delitos vinculados a ellas o por el uso de celulares, "la autoridad penitenciaria podrá inhabilitarle la cámara al dispositivo móvil del que resulte responsable o establecer condiciones de uso específicas para el caso en concreto".

De no cumplir con estas reglas, las autoridades le incautarán inmediatamente el dispositivo al infractor y le harán una denuncia penal.

Desde que se decretó la cuarentena, el viernes 20 de marzo, distintos jueces de la provincia habían autorizado el uso de celulares en dos unidades penales de Batán, en una de Barker, y el lunes había salido una resolución en el mismo sentido para las cárceles de Saavedra y Bahía Blanca.

Luego, el Tribunal de Casación bonaerense emitió una resolución firmada por el vicepresidente del cuerpo, Víctor Violini, en la cual autorizaba el uso de los celulares en todos los penales mientras dure la cuarentena por el coronavirus.




Publicar un comentario