ABERRANTE: Policías detuvieron a joven por violar la cuarentena y lo molieron a golpes

Francisco Nazareno Vivandelli de 27 años, había sido detenido por incumplir la cuarentena por coronavirus. Estaba alojado en la Alcaidía de General Acha, La Pampa, y debió ser trasladado a un hospital de Santa Rosa, donde quedó internado en estado crítico tras haber recibido golpes en la cabeza.
Por el ataque a Vivandelli, el Gobierno pampeano decidió separar a cuatro policías. Mientras, el hombre permanecía este miércoles internado en grave estado en el Hospital Molas, de Santa Rosa.

Fuentes de la investigación aseguraron que Vivandelli fue operado en dos oportunidades debido a que recibió fuertes traumatismos de cráneo y que está grave.

Según los familiares de la víctima, Vivandelli fue atacado fuertemente a golpes por los policías, pero los agentes sostuvieron que las heridas fueron porque el detenido se cayó de la cama.

"Todos los detenidos coincidieron en que las lesiones graves que presenta Francisco se provocaron porque se arrojó desde arriba de la cama cucheta de cabeza directamente al suelo, en dos oportunidades”, dijo el fiscal Juan Bautista Méndez en declaraciones a El Diario de La Pampa.

El Procurador General, Mario Oscar Bongianino, resolvió que se conforme un equipo de investigación para determinar qué le sucedió Vivandelli.
El Ministerio de Seguridad y Derechos Humanos de La Pampa informó este miércoles que, tras recibir informes sobre lo ocurrido en la Alcaidía de General Acha, se dispuso que los cuatro policías vinculados directamente con el hecho no sigan cumpliendo funciones en esa dependencia hasta que se determinen sus responsabilidades.

Vivandelli estaba detenido por incumplimiento del aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno el 20 de marzo.

En las últimas horas, desde los organismos de Derechos Humanos de La Pampa se criticó el accionar "represivo policial" por este caso y por las lesiones que sufrió Sebastián Britos en General Pico: fue baleado -con balas de goma- cuando dejó la cuarentena para ir a comprar pan.