MADARIAGA: ¿Quién es el Juez que liberó a los miembros de la banda de Al Capone que se dedicaba a las estafas?

Para el ciudadano común el Juez de Garantías Nº2 Mariano Cazeaux quedó en el ojo de la tormenta por su determinación de liberar a los tres integrantes de la banda denominada Al Capone y que se dedicaba a estafar a comerciantes de gran parte del país a los que les pagaban, según pruebas que constan en el expediente, con cheques sin fondos, apócrifos o que eran denunciados como robados.

Con la decisión que tomó Cazeaux, Luis Barroca, Oscar Siste y su hijo Alejandro Siste quedaron en libertad en horas de la tarde. Para los investigadores – quienes no pudieron encontrar el dinero denunciado como sustraído- cuentan con el capital suficiente para entorpecer la causa con la adulteración de pruebas.

En total sólo estuvieron 3 días detenidos y están acusados de asociación ilícita, estafas y falsa denuncia. De hecho, Javier Barroca – hermano del supuesto cabecilla- nunca pudo ser capturado y se pidió su detención de manera internacional porque sospechan que está en un país limítrofe.

En total, cometieron estafas por más de 100 millones de pesos sólo en el período en el que se realizaron las escuchas telefónicas (3 meses) pero no se logra magnificar el volumen total de toda la maniobra ejecutada porque, simplemente, no se sabe cuando comenzaron a hacerlo.

El fiscal tenía unos 15 días para continuar la investigación y reunir aún más pruebas pero la defensa presentó un recurso de excarcelación y fue concedido en horas por el magistrado.

El titular del Juzgado 2 tiene un pasado que lo llevó a ser sometido a un Jury que quedó en suspenso y nunca pudo realizarse.

En 2001 fue acusado de evitar que a un conductor le hicieran una prueba de alcoholemia y lo sacó de una comisaría en donde estaba detenido por haber atropellado y matado a un joven de 19 años en un siniestro vial ocurrido en mar del Plata.

Por esa maniobra, que ejecutó porque el conductor era amigo, fue suspendido de su cargo y acusado de amenazas, encubrimiento y abuso de autoridad. Inclusive el fiscal de Mar del Plata Guillermo Nicora no pudo siquiera detenerlo porque tenía fueros.

Tras el choque entró a la sede policial y retiró al hombre y también el rodado. Lo hizo mientras amenazó a los policías con denunciarlos. Todo quedó registrado en actas policiales.

Con las denuncias realizadas en los Juzgados de mar del Plata la Suprema Corte Bonaerense lo suspendió y se inició el proceso de jury. Para avanzar, la causa madre de homicidio debía tener una resolución y en 2016 hubo prescripción y de esta manera todo el juicio político quedó en la nada y retornó a sus deberes como miembro del Poder Judicial.

Publicar un comentario