Home Ads Home Ads

MENDOZA: Conductores que manejen borrachos y choquen deberán pagar sus gastos hospitalarios



En una decisión que busca marcar un límite a los conductores alcoholizados, el gobierno de Mendoza aprobó una ley que lo habilita a cobrar a los automovilistas que, bajo los efectos del alcohol, provoquen accidentes de tránsito y sean atendidos por el sistema de salud pública. La idea es que los infractores que estén ebrios le devuelvan al Estado provincial los costos de su internación y otros gastos requeridos.

Días atrás, la legislatura de Mendoza le dio el visto bueno al proyecto impulsado desde el Ejecutivo local dentro de un paquete de medidas de Salud. La Cámara de Diputados, de manera unánime tal como lo hizo el Senado, dio sanción final a la ley. El objetivo es recuperar “el costo que la violación de distintas normas genera en el sistema de salud público provincial”.

Para ello, faculta al Ministerio de Salud y Deportes, a través del Ente creado por Ley N.º 9535 Reforsal (Fondo para la Recuperación y Fortalecimiento del Sistema de Salud de la Provincia), “al cobro o recupero de las prestaciones de salud que se hubieren realizado en los efectores del Sistema de Salud Público en beneficio del conductor que habiendo incurrido en las prohibiciones del artículo 52 incisos 7 y 8 de la Ley N.º 9024 participare u ocasionare un accidente de tránsito conforme a la responsabilidad que a su respecto establezca la autoridad competente”, de acuerdo con lo informado de manera oficial. Aún resta conocer la reglamentación de la nueva normativa para aclarar cómo se implementará.



Si tras un accidente de tránsito la Justicia determina que un automovilista conducía con más de 0,5 gramos por litro de sangre (Mendoza no adhirió a la ley de alcohol 0) y que el mismo, a raíz de ese incidente, precisa atención hospitalaria en el sistema de salud pública por no contar con cobertura, tendrá que devolver al Estado los costos de su internación. Según la fundamentación de la ley provincial, una de cada cuatro muertes en incidentes viales está vinculada a la conducción bajo los efectos del alcohol o estupefacientes.

En este marco el ministro de Salud provincial, Rodolfo Montero, explicó de acuerdo con lo publicado por diario Uno, que si el conductor infractor no puede pagar, como cualquier deuda “se le embargarán los bienes”.

“Hay que poner el límite hasta dónde se va a perseguir a la persona, si se puede embargar una casa, por ejemplo”, agregó el funcionario, que aclaró que la medida no tiene un fin recaudatorio, sino que la idea es concientizar sobre las consecuencias de conducir alcoholizado.

“Apuntamos a concatenar varias medidas y hacer muchos más controles en la calle. Este año se hicieron veintipico por ciento más de controles que el año pasado y se detectó muchísima más gente con consumo de alcohol. Avanzamos en endurecer las penas y las multas. Esta ley tiene que ver con hacerse cargo después de las consecuencias de conducir ebrio”, amplió Montero.

Asimismo el diputado Franco Ambrosini (UCR) explicó, según medios locales, que “si hay terceros involucrados, eso lo cubrirían los seguros; y si no hay seguro, tendrá que responder el alcoholizado”.

“A los mendocinos les salen carísimos” los costos provocados por conductores ebrios, dijo el edil. Si bien no hay un monto estipulado de forma concreta de cuánto dinero destina el Estado a estas situaciones, el diputado indicó que son “muchos millones”.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo