DOLORES: Son más de 700 los damnificados por la quiebra de Sin Escala y el lunes se presentarán a la justicia



El cierre de la agencia de viajes Sin Escala, con sede en Dolores, parece formar parte de un escándalo que recién inicia. Días antes de bajar las persianas –post devaluación- llamó a todos los hoteles y compañías internacionales en donde había hecho reservas, las canceló, y sus dueños obtuvieron las devoluciones que no fueron a parar a los clientes nuevamente.

 

Los damnificados ya son más de 700 de todo el país porque el esquema de la compañía era una especie de entramado piramidal en donde había cientos de revendedores en cada rincón de la provincia de Buenos Aires. A eso se le sumaban muchas promociones en Instagram en donde la cuenta superaba los 200.000 seguidores.

 

CNM mostró el caso el jueves y, ahora, llegó a medios nacionales. Cuanto más difusión más personas acceden a grupos de Whatsapp en donde abogados los asesoran. Las historias son interminables pero lo que queda claro es que los destinos nacionales tenían trayectos en Flybondi; una firma que no hace devoluciones en dinero por lo que los vuelos están pagos pero no así los hoteles en destino ni los paquetes por paseos.

 

Marcelo, uno de los afectados, explicó que su madre compró un viaje a Punta Cana y convenció a varias de sus amigas a hacer lo mismo para ir en grupo. Tuvieron muchos problemas porque detectaron que los vuelos habían sido cancelados hace casi 15 días y después de mucho reclamar les entregaron el ticket aéreo y un vale de 5 noches de hotel cuando en realidad se quedaban 8 días en el destino. Siempre aducían un problema administrativo. Hoy la mujer está en el viaje y tuvo que cambiar de hotel y costeárselo con la ayuda de familiares.

 

Ángel Cerillano es el dueño de la firma y es a quién acusan de haberse ido al Uruguay, según dicen los denunciantes junto a su esposa Adriana Leticia Ferreyra. Agustina Rocha también figura como propietaria y aparecen otros nombres en las habilitaciones como Juan José Figueroa y Carolina Soledad Lara. El nombre de Lara figura, de hecho, en la web del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación donde está el listado de cada una de las agencias de viajes habilitadas para ejercer en el país. “Lara presta la matrícula para habilitar la agencia. Es como que cobraba un porcentaje, pero en realidad no figuraba en ningún lado”, afirmó Daiana Musa una de las afectadas.


 

La propia Musa es abogada es quien anticipa la denuncia penal del próximo lunes. “Dicen que el dueño se fue con 15 millones de dólares y que supuestamente está en Uruguay pero son todos rumores y no hay nada confirmado. Lo que sí puedo decir que ya estoy hablando con 200 damnificados e igual me quedo corta porque un montón de gente también me escribe por Instagram y hay otro grupo con casi 200 personas. Hay gente de Uruguay, de Córdoba, de Rosario, de Buenos Aires”, enumeró.

 

Y Daiana, por ejemplo, resultó damnificada con la pérdida del dinero que pagó para poder viajar a la ciudad de Cartagena, Colombia, a través de la agencia. “Es algo de película lo que pasó. Entiendo que lo que sucedió esta semana es porque se pelearon todos. Unos días antes los empleados ya le habían empezado a comentar de la situación a los clientes para salvarse: ellos ya sabían lo que se venía, sabían que se habían vendido 200 paquetes para el verano pero que nadie los iba a cumplir. Ahora todos quieren lavarse las manos”, aseveró.

 

Para la abogada, está claro que bajo la pantalla de Sin Escalas se conformó desde 2015 una “asociación ilícita” y esa es la denuncia que formalmente hará llegar el próximo lunes a la Justicia para que se inicie una investigación penal al respecto. “El problema es que el dueño de esta empresa se fue y dejó un tendal porque encima no terminó de hacer los pagos de las reservas que había para estos días y la gente se está dando cuenta que no tiene aéreos”, explicó, y apuntó: “Esperamos una repercusión masiva y prontas respuestas para que Cerillano saque la cabeza de donde la tiene escondida”.

Home Ads