Unión por la Patria prepara una maratón de actos en el conurbano para peronizar la campaña de Massa y Kicillof



Tener un calendario partidario “tiene sus privilegios”, como decía una vieja publicidad de tarjeta de crédito. El 26 de julio es el 71 aniversario de la muerte de Eva Perón y Unión por la Patria buscará abrazarse a la liturgia peronista, a casi dos semanas de las PASO. “Vamos a hacer un acto el 26, en Moreno y La Plata; y el 27, en Merlo”, anticipan desde La Plata, donde funciona la mesa electoral PBA.


Todavía no hay certezas si la fecha reunirá juntos o separados a Sergio Massa, Axel Kicillof y Cristina Kirchner, algo que fantasean en UP como un espaldarazo a la nueva versión que el contexto le exige al candidato-Presidente: creen que se pasó de punto en su kirchnerización furiosa y ahora es necesario una urgente peronización para pelear por el voto tradicional de la vieja lista 2, el de los desencantados. “Comprensión de texto y de contexto”, como había pedido CFK en el primer acto con Massa, convertido frutilla de la síntesis interna y sostenido por la crema K.


“Evita, la abanderada de los humildes” es la excusa pertinente para ponerle fervor a una campaña inusual de un ministro de Economía que lidia con una inflación de más del 100% anual y el escurridizo FMI. La demanda es a dos bandas: que Massa equilibre sus caras y que CFK ponga la suya para pedirle a la militancia “vote a Massa, mi candidato”. Para el resto, existe (master)Grabrois, la otra lista, con auspicio de La Cámpora, para contener por izquierda.


El voto en blanco, obsesión I


Los distritos que eligieron en el peronismo para recordar a Eva Perón no son casuales: Moreno y Merlo pertenecen a la Primera sección electoral, donde Juntos por el Cambio pisa fuerte. “Ahí necesitamos llegar a un empate para poder soñar”, dice un operador que acumula decenas de campañas. Son, además, los dos partidos en donde hubo más votos en blanco en las PASO 2021.


Un informe de la Universidad Sarmiento señala: “Los partidos con más votos en blanco son Moreno (4,6%), Ezeiza (4,2%) y Merlo (3,5%). Mientras que donde menos votos en blanco hubo fue en Vicente López (1,2%), Tres de Febrero (1,2%) y Morón (1,3%). Puede notarse que hay menor voto en blanco en los distritos donde la mayor parte de los votos va a Juntos, mientras que los distritos que más votaron al FdT también son de los que más votos en blanco tuvieron”.


Ahora, UP pone en marcha la “prueba de la blancura” para detectar al peronista desencantado detrás del sobre vacío. Hay, sin embargo, un voto blanco duro, difícil de roer. “Cabe destacar el alto porcentaje de voto en blanco para concejales en aquellos distritos en los que Avanza Libertad no tenía lista, es decir, el votante introdujo la boleta encabezada por (José Luis) Espert para diputado nacional y no agregó un concejal de otro partido. Esto sucedió en Morón y Avellaneda, donde hubo voto en blanco para concejales de 11,6% y 10,6%, respectivamente”, advierte el estudio de Emanuel López Méndez para la Universidad Sarmiento. Esto es: donde Javier Milei no tenía candidatos a concejales no votaban a nadie. Ahora Milei los tiene.


La participación, obsesión II


Moreno y Merlo también son clave para UP por la buena elección que tuvo la izquierda hace dos años. “A nivel local también se destaca la elección histórica del Frente de Izquierda y de los Trabajadores que quedó como tercera fuerza en 16 municipios y logró ingresar un concejal en 5 municipios (José C Paz, La Matanza, Merlo, Moreno, Morón)”, indica el informe de la UNS, que concluye: “En el conurbano hubo un total de 470.000 votos válidos más en las elecciones generales que en las PASO. Este aumento en la participación, junto con la caída de los votos en blanco fueron las claves para las fuertes mejoras del Frente de Todos en noviembre. La participación subió en los 24 municipios, entre un 3% (Berazategui) y un 5% (La Matanza, Malvinas Argentinas, Merlo). Por su parte, el voto en blanco se redujo en todos los distritos, entre 1 y 3 puntos porcentuales”.

Home Ads