Un verdulero mató a su hermana a puñaladas porque uno de sus perros le rompió 3 maples de huevos



Una mujer fue asesinada de una puñalada tras una discusión con su hermano, dueño de una verdulería, porque uno de sus perros le rompió unos maples de huevos que tenía para vender. Ocurrió en el partido de Pilar y el hombre quedó detenido bajo la carátula de "homicidio simple",

El hecho ocurrió el lunes pasado en la calle Benito Juárez al 1100 del barrio Agustoni, en jurisdicción del distrito de la zona norte del conurbano, donde Débora (38) y Marcelo Galarza (39) vivían en un mismo terreno.



Fuentes judiciales informaron que el hombre también tiene allí una verdulería y había ido a comprar mercadería, pero al regresar vio que uno de los diez perros que tenía su hermana le había roto tres maples de huevos.

Ante esa situación, Galarza fue a increpar a la mujer y dijo "voy a matar a los perros", pero en ese momento intercedió su cuñado, a quien también amenazó con matarlo.

Según las fuentes, el hermano de la víctima tomó un cuchillo de su local y ambos comenzaron a discutir hasta que apareció su hermana.

En el forcejeo, Débora Galarza recibió una cuchillada en la pierna que le afectó la arteria femoral y fue trasladada en un auto al hospital Sanguinetti, de Pilar, donde permaneció internada en terapia intensiva hasta anoche cuando murió a raíz de la pérdida de sangre que había sufrido.

Por su parte, el hombre fue aprehendido por orden del fiscal Andrés Quintana, quien el martes, antes de la muerte de la mujer, lo indagó por el delito de "tentativa de homicidio simple".

De acuerdo a sus dichos, su hermana recibió el corte cuando su cuñado la empujó hacia él, pese a que supuestamente tenía el cuchillo "hacia abajo", aunque eso fue rechazado por la pareja de la víctima.

Tras la muerte de Débora, el fiscal Quintana, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada en Pilar, indagará al acusado en las próximas horas por "homicidio simple".

Su pitbull mató a la mascota de un vecino y en venganza la asesinaron a tiros

En julio del año pasado se conoció el crimen de una mujer de 52 años que fue asesinada a balazos en venganza porque tiempo atrás su perro pitbull había matado a la mascota de una familia vecina, en la localidad bonaerense de Mariano Acosta, partido de Merlo.

La discusión comenzó cuando el marido de la víctima, identificada como Irma Vera, llegó a su casa luego de su jornada laboral como vigilador privado y comenzó a ser hostigado por tres hermanos de apellido Ovejero.

Es que tiempo atrás el perro de raza pitbull de la mujer atacó y mató al perro de esa familia y desde entonces hubo discusiones y peleas por esa situación, que incluso tuvo una denuncia ante la Justicia de Morón.

Al salir del domicilio, Vera fue increpada por tres o cuatro mujeres, familiares de los Ovejero, con las que mantuvo una pelea cuerpo a cuerpo mientras le gritaban que la iban "a matar".

En ese marco, dos de los hermanos de la familia vecina volvieron armados y cada uno le disparó a la mujer, quien cayó al piso tras ser baleada en el abdomen.

Vera fue trasladada por su esposo en auto al hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno, donde falleció a raíz de las lesiones sufridas.