Fue a visitar a sus suegros y lo sorprendieron dos ladrones, intentó defenderse y lo mataron de un tiro



Tenía pasaje para viajar a Bariloche, donde vivía con su familia. Antes, decidió pasar por la casa de sus suegros para saludarlos. Terminó siendo una visita trágica. Dos ladrones armados entraron a robar, intentó defenderse y lo balearon en el pecho. Emilio Dikie Acosta Valdiviezo, ecuatoriano de 64 años, murió a los pocos minutos. El hecho ocurrió en la madrugada de este sábado en una casa ubicada en la calle Coronel Pringles al 400, en un complejo de departamentos de Florencio Varela, en el sur del Gran Buenos Aires.

Dos delincuentes armados ingresaron a una de las viviendas en las que estaba la víctima y sus suegros, a los que había ido a visitar. Acosta Valdiviezo quiso defenderlos, por lo que forcejeó con los asaltantes hasta que uno de ellos efectuó un disparo que le impactó en el tórax. Murió a los pocos minutos, mientras que los delincuentes huyeron sin consumar el robo.

La víctima tenía planeado viajar este sábado a la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche, adonde vivía con su familia.

Policías de la Comisaría 1ra. fueron alertado por el crimen y comenzó un relevamiento de las cámaras de seguridad del ingreso al complejo.

Con esas imágenes, los agentes identificaron a dos sospechosos que este mismo sábado fueron detenidos como presuntos coautores del homicidio.



Días atrás, fueron captados también merodeando la zona, por lo que una hipótesis es que no se trató de un robo al voleo.

El hecho es investigado por el fiscal Darío Provisionato, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada en Florencio Varela, Departamento Judicial Quilmes, quien el lunes indagará a los aprehendidos.

Matan a un ladrón en José León Suárez

Un policía que trabaja como chofer de una aplicación de viajes mató a balazos a uno de los tres delincuentes que intentaron asaltarlo el último jueves en la localidad bonaerense de José León Suárez.

El hecho se registró en la intersección de Diagonal Alfredo Palacios y Santa Brígida, en dicha localidad del partido de San Martín, en el noroeste del conurbano.

Todo comenzó en San Isidro, adonde el oficial subayudante de la Policía de la provincia de Buenos Aires se dirigió para recoger a un pasajero.

En un momento, dos sospechosos se acercaron al auto y, en complicidad con el joven que estaba dentro, intentaron robarle las pertenencias al chofer.

Al percatarse de lo que sucedía, el policía extrajo un arma de fuego y les disparó a los asaltantes. Dos de ellos lograron fugarse, pero uno de ellos, identificado como José Miguel Jara, de 19 años, fue herido de gravedad.

Aunque fue trasladado de urgencia al hospital Fleming, finalmente murió como consecuencia de al menos dos impactos de bala.

El policía, que resultó ileso, alertó acerca de lo sucedido a sus pares de la comisaría de José León Suárez y se dio intervención al fiscal Oscar Insaurralde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 3 del Departamento Judicial de San Martín, que dispuso la detención del hombre por el homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

El agente, que no utilizó en el hecho su arma reglamentaria, fue indagado este viernes por el fiscal Insaurralde y luego quedó en libertad, al entender el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) que en principio actuó en legítima defensa.