MADARIAGA: Centenares de mensajes inundaron las redes para despedir a Marita De La Cruz

 


Desde que se conoció la noticia del deceso de la conductora radial Marita De La Cruz las redes sociales sirvieron de vehículo para brindarle un recordatorio a la locutora y conductora de las mañanas de Radio Tuyú.

 

El intendente Esteban Santoro fue quién dio el puntapié inicial al comunicar el deceso y, desde allí, todos sus compañeros –de hoy y ayer- decidieron contar sus experiencias.

 


Carlos Delle Done fue, tal vez, el que más interacciones cosechó al expresar en uno de los posteos la cantidad de veces que hizo “renegar” a la conductora durante los años en donde fue su operador y la computadora era una herramienta escaza como recurso.

 


El conductor de La 100, Fabián Cerfoglio, decidió hacer su clásico posteo semanal de promoción del programa Disco Retro en donde evocó su nombre.

 


Gastón Scigliano, de Radio Continental, recordó que su primera salida al aire fue en el Matinal 28 en 1991 y que, años después, pudo conducir ese programa para reemplazarla. Indicó que durante estos 30 años siempre tuvieron contacto telefónico o por mensajes y que había un aprecio mutuo muy especial.


Julio Srur también le agradeció el haberlo impulsado al mundo de la radio.


 Sus compañeros Daniel Ruiz y Sebastián Alumán también dejaron sus recordatorios en redes.



 


Lorena Díaz, de Cadena Río en La Plata, aseguró que se crió con su abuela Hortensia que escuchaba todo el día Radio Tuyú.

 

Cuando estudié Locución la pregunta que no podía faltar era cuales eran nuestros locutores favoritos, todos hablaban de estrellas nacionales y a mí se me inflaba el pecho hablando de nuestros queridos locutores madariaguenses, inolvidables, tan queridos, y ella la estrella de todos los mediodías... enterándome cuando tuve el placer de trabajar juntas, que para hacer su programa en Madariaga viajaba TODOS LOS DÍAS desde Mar del Plata ida y vuelta en colectivo.  Maravilloso! Háblame de pasión y de pertenencia. A veces no imaginamos lo que podemos generar en el otro... Marita de la Cruz generó en mi las ganas de hacer Radio como ella, por eso, al saber de su pérdida, mi saludo, mi mensaje, mi recuerdo y mi abrazo radial!Gracias por todo Marita!

 

Cecilia Molina, de Fm Synchro en Pinamar, la definió como una mujer apasionada, disciplinada, constante, misteriosa.

 

Secretos tan bien guardados por años que la convirtieron en una dama mucho más fascinante: Su edad, su vida sentimental, sus amistades, su motivación de viajar todos los días –y por décadas- cientos de kilómetros para ver encender la luz roja del estudio en Radio Tuyú; encierran aún profundos interrogantes. Su vida, su profesión, y hasta sus últimos días, son realmente místicos.

 

La catalogó como una excelente profesional que supo manejar la información de manera seria y objetiva, sin dejar de lado la humanidad y su locución para “vender”, como ella afirmaba.

 

Recuerdo un día que enfermó y fuimos los más jóvenes los que tuvimos que cubrirla. Teníamos terror de “echarle a perder” su programa, porque sabíamos que Marita era una verdadera institución. Sin embargo, nos dio la posibilidad de ganar experiencia y crecer, manifestando su alegría genuina cuando alguno de nosotros llegábamos a trabajar con profesionales de la esfera nacional; cuándo muchos de los logros se debieron a su ejemplo. Hoy queda su voz inconfundible grabada en el corazón de varias generaciones de la región. Queda el consuelo de que partió sabiendo que había una comunidad que la abrazaba y amaba por todo lo que ella hizo y dejó. Se nos fue sólo físicamente, pero ha dejado un legado y una huella digna de imitar; un ejemplo de perseverancia, entrega, dedicación y amor por el prójimo y la profesión. Hasta siempre Marita de la Cruz. Gracias por tener fe en mí y las nuevas generaciones. Rogamos al cielo poder continuar con tu legado de la mejor manera.

 

La frase que aún hoy sirve para saludar a un ex movilero

 

Cerca del cambio del nuevo milenio aparecieron en Radio Tuyú nuevos nombres. Por esos años la producción de la radio tuvo a Tito Bausela, Marcelo Ruiz o Duyan Killamet como personas representativas que dieron las nuevas oportunidades.

 


Allí empezaron a relacionarse con los oyentes Molina, Díaz, Scigliano y Alejandro Londaitz.

 

Hubo un espacio que iba desde las 9 de la mañana que se nutría de la publicidad de comercios de las calles Avellaneda y Sarmiento. La condición era enviar el móvil a recorrerlos y halar de las ofertas.

 

Marita, fiel a su estilo, recurrió a la originalidad para presentarlo. Cada día se escuchaba la frase: Alejandro Londaitz, ¿Dónde estáis? Que aún repica hoy en los más memoriosos.