MADARIAGA – PASÓ EN CNM 93.3: “A la cocaína la estiran con aspirina o bicarbonato. Es un negocio maldito”

 


 

El ayudante fiscal Guillermo Vernetti dialogó con CNM 93.3 para dar detalles del último procedimiento que ayudó a desbaratar a una banda dedicada a la venta de cocaína en Pinamar y localidades de la costa con la modalidad delivery.

 

El cabecilla fue identificado como “Palomón Rodríguez” y se identificaron a otras 6 personas que lo ayudaban en la distribución o, inclusive, amparo en sus viviendas. La investigación se había iniciado en 2019 y contaba con más de 700 horas de escuchas telefónicas, aunque se había tornado difícil porque el detenido se movía permanentemente de casa.

 

En la entrevista, Vernetti comenzó a hablar de la problemática en la región y calificó al narcotráfico como un “negocio maldito”.  Especificó que los panes de cocaína en estado de máxima pureza son comprados en algunos sitios del conurbano; aunque ese dato siempre se desprende luego de la captura de teléfonos y las pericias sobre los mismos.

 

Agregó que un kilo de cocaína se paga entre 10.000 y 12.000 dólares y que la ganancia se obtiene durante el fraccionamiento y posterior venta.

 

Por lo general la rebajan con Tafirol, aspirina o bicarbonato. No hemos tenido gracias a Dios nunca un evento como el que paso en Puerta 8.

 

Las dosis, que suelen pesar unos 10 gramos y se venden entre los 2.000 y los 3.000 pesos, le permiten al cabecilla narco obtener una gran ganancia dado que del kilo que trae en estado impoluto puede rebajarlo hasta los 3 o 4 kilos con los medicamentos que le agrega. De esta manera podría facturar unos 6.000.000 de pesos cuando invirtió menos de 2.000.000.

 

Éste es un negocio maldito que se lleva la vida de la gente. Es constante y no podemos dimensionarlo.

 

Vernetti explicó la complejidad de las investigaciones y las demoras que se suscitan porque los narcos toman sus precauciones. Cambian celulares, vehículos, viviendas y también los recorridos. Siempre se inicia por el eslabón más débil de la cadena y de allí se escala hasta el distribuidor o productor.

 

Sobre la llegada de la cocaína explicó que asiduamente traen el producto y que cada puntero puede vender unas 50 dosis al día.


Durante la entrevista el ayudante fiscal también explicó que la ley de estupefacientes habilita las denuncias ANÓNIMAS, precisamente para el resguardo de las personas.

 

“Es inmediato y el mail ni siquiera se imprime, para que no haya registro de quien lo envió. Simplemente se trascribe lo expuesto y se comienza a trabajar sobre la información recepcionada”.

 

“Basta una sospecha para comunicarse, no necesitamos certezas. El vecino puede decirnos: en tal domicilio hay indicios sobre venta de estupefacientes porque veo movimientos extraños en horarios no habituales” expuso a modo de ejemplo.

 

Por último indicó que su email es: gvernetti@mpba.gov.ar