Estafó a los amigos y fingió un suicidio: la trama detrás del hallazgo de Nicolás Fondado

 


La Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Mar del Plata reveló este martes la oscura trama que está detrás del hallazgo de Nicolás Alfredo Fondado, el joven de Coronel Vidal que a fines de la semana pasada motorizó una importante búsqueda policial hasta que se lo pudo localizar en un hotel de la ciudad.

 

El hombre de 33 años salió de su casa en la tarde del jueves a bordo de una Renault Kangoo y desde entonces no se comunicó más con la familia, que naturalmente decidió radicar una denuncia por averiguación de paradero al mostrar preocupación por su estado de salud.

 

Después de tres días sin novedades, a Fondado se lo ubicó dentro de un hotel, donde se había instalado con una identidad falsa. Durante las largas horas de incertidumbre se llegó a trazar la hipótesis de un suicidio a partir del hallazgo de su camioneta en la zona de los acantilados. En el interior del rodado se encontraba su teléfono y una "carta de perdón".

 

Pero Fondado no pensó en quitarse la vida en ningún momento durante su viaje a Mar del Plata: lo único que buscaba era esconderse de las personas a las que había estafado en Coronel Vidal, según dio a conocer este martes referentes de la DDI local.

 

Fuentes oficiales confirmaron que una vez que se pudo adueñar de los ahorros de los amigos, el joven se escapó de su localidad de origen sin dar señales de vida. "Este episodio no fue la primera vez donde Nicolás engañó a sus allegados con mentiras para obtener su dinero y apostarlos en diferentes  juegos clandestinos", aseguraron las mismas autoridades policiales consultadas.

 

Sobre Fondado, incluso, ya pesaban otras denuncias penales en su contra por haberse fugado durante varios meses por no haber devuelto dinero prestado. En la DDI señalaron que "el comportamiento de este sujeto causó una importante erogación al fisco ya que se utilizaron recursos humanos y logísticos en vano".

 

"Con su accionar, Fondado permitió suponer intensiones de suicidio tanto en el hecho de abandono de su vehículo con llaves puestas como por su remera arrojada al acantilado y a la postre reconocida por sus familiares, cuando en realidad sus verdaderas intensiones eran eludir el pago a sus acreedores", repudió la policía.