Pensó que sus dos hijos tenían ADN de serpiente y los asesinó brutalmente


Un hecho que causa indignación y bronca alrededor del mundo tuvo lugar recientemente en México. Matthew Taylor Coleman, asesinó a sus dos pequeños hijo porque pensaba que tenían ADN de serpiente.

Los bebés tenían 2 años y 10 meses cuando este violento de 40 años decidió tomar esta decisión. ¿Qué argumentó en su defensa? “Iban a convertirse en monstruos”. Los mató mientras se encontraba en el país latinoamericano, antes de regresar a los Estados Unidos, donde reside. El criminal es miembro de una organización conspiranoica llamada QAnon.

Su modus operandi fue el siguiente: luego de seguramente planearlo, se llevó a sus hijos de campamente el pasado 7 de agosto, sin explicarle a la madre el lugar exacto en donde los llevaría. Ante la incertidumbre, la policía inició una búsqueda que comenzó con la aplicación "Find My iPhone", la cual lo situaba como última vez en la ciudad mexicana de Rosarito, solo a 30 kilómetros de la frontera.

Una vez regresado del país vecino, Coleman fue detenido de inmediato por el FBI y les confesó a ver asesinado a punta de fusil de pesca a los niños de 2 años y 10 meses. Luego de esto, abandonó sus cuerpos en dicho lugar, donde fueron encontrados más tarde por las autoridades mexicanas.

Entre su declaración, confesó que "creía que sus hijos iban a convertirse en monstruos, por lo que tenía que matarlos". ¿Cómo llegó a esta conclusión? “estaba "iluminado por las teorías conspirativas de QAnon y los Illuminati y recibía visiones y señales que revelaban que su esposa (...) poseía ADN de serpiente y se lo había transmitido a sus hijos".

¿Qué es QAnon?

Ahora vamos a intentar explicar de qué se trata este mencionado grupo conspiranóico. Estamos hablando de una organización de extrema derecha, que entre otras cosas sostiene que existe un “deep state” o “estado profundo” en los Estados Unidos, que está integrado por criminales pedófilos y controlado por ciertas elites del país del norte como el matrimonio Clinton, Barack Obama, Lady Gaga o incluso Oprah Winfrey.

Entre sus millones de miembros alrededor del mundo, convergen supremacistas blancos, antisemitas y ahora anti vacunas. Otra de sus creencias es que quien salvará al mundo de esta organización criminal y elitista, que se dedica a controlar a las masas, no es otro que Donald Trump.

Hasta el día de hoy su origen resulta confuso, pero al parecer todo comenzó en el año 2017, cuando un usuario anónimo comenzó a postear una serie de cosas en el tablero de mensajes de “4chan”. Esta persona se identificó como “Q” y aseguró que tenía un nivel de aprobación de seguridad de EE. UU. Conocido como "autorización Q".

A partir de entonces, su mensaje comenzó a extenderse y generó millones de adeptos que se expresaban en las redes sociales, por lo que Twitter por ejemplo, decidió tomar cartas en el asunto. Tenían miedo de que estos posteos terminaran en violencia real.

Un estudio reciente realizado por el Pew Research Center en septiembre de 2020. encontró que casi la mitad de los norteamericanos había escuchado de este movimiento, el doble que seis meses antes. De este número, una quinta parte realizó una valoración positiva sobre ellos.





 

Publicar un comentario