Una maestra fue al hospital por una tuberculosis y le encontraron en el pulmón un preservativo


Hoy en día existe un gran número de métodos anticonceptivos, adaptados a todas las necesidades, pero sin embargo, para parejas ocasionales los condones siguen siendo la mejor opción, ya que son los únicos que también previenen infecciones de transmisión sexual. 

La historia de una mujer, cuya identidad no trascendió, aunque se sabe que es maestra de una escuela primaria y decidió ir al médico tras cuatro meses teniendo tos, fiebre y una mucosidad espesa que no la dejaba respirar, se viralizó a través de las redes sociales.

La joven siguió un tratamiento estricto, pero a los dos meses regresó porque no había mejorado mucho, los medicamentos no le habían hecho el efecto esperado y el día a día se le hacía cada vez más difícil.

Por ese motivo, decidieron internarla en el nosocomio para hacerle un seguimiento más intensivo para ver qué es lo que tenía y le dieron antibióticos para la tuberculosis, aunque nada parecía curarla. 

Una radiografía de su pecho reveló una lesión en el lóbulo superior derecho de sus pulmones, que parecía tener  "una estructura en forma de bolsa invertida asentada en el bronquio", indicaron los especialistas, que tras una intervención quirúrgica extrajeron la misteriosa "bolsa".

Aunque la mayor parte de la misma fue destruida en todo el proceso, se comprobó que en realidad lo que provocó todo fue un preservativo. 

El origen del accidente

Entonces, hablaron con la paciente y terminaron descubriendo que se lo tragó mientras practicaba sexo oral con su marido.

Al tener que dar explicaciones, los médicos afirmaron que la vergüenza de la paciente que no contó lo sucedido antes por su profesión; su edad y el condón no entraba entre las opciones de los médicos como causa de una lesión en los pulmones, los llevaron a dar un mal diagnóstico.

La mujer no se dio cuenta de la peligrosidad de lo sucedido

Si bien la maestra no creía que el mencionado método de protección sexual podía provocar la lesión en el pulmón "debido a su consistencia blanda, elástica y gomosa", la obstrucción sí que lo habría hecho por la acumulación de secreciones y afecciones.

Afortunadamente, la mujer respondió bien al tratamiento, pero por los fragmentos del preservativo en su interior, seguramente deba someterse a una nueva broncoscopia. 

La Biblioteca Nacional de Medicina, donde se presentó el estudio, es la más grande del mundo, una fuente de información médica y servicios de investigación en biomedicina y atención médica, y no tiene registrado un caso similar.


Publicar un comentario