Molió a golpes a su novia y le hizo perder un embarazo de 5 meses


Un escalofriante caso de violencia de género conmociona a la ciudad de Arrecifes. En la noche del miércoles Shirley Johana Rodríguez, una joven de 19 años perdió un embarazo de cinco meses luego de recibir una golpiza por parte de su pareja. 

Tras lo ocurrido, la mujer fue internada en un centro de salud local, donde se recupera de las lesiones. En tanto, el fiscal de la causa, Julio Tanus, pidió la detención del novio de la víctima, identificado como Ariel Morosini de 44 años.

Este jueves, la Policía esperaba la orden del Juzgado de Garantías 2 de San Nicolás, a cargo de Ricardo Prati, para llevar a cabo una serie de allanamientos y el arresto del principal sospechoso. 

En tanto, la organización Las Negras de Arrecifes organizó una movilización pasadas las 19 en la Plaza Mitre, ubicada frente a la Municipalidad de Arrecifes, para pedir por la pronta detención de Morosini.

Según detalló Sandra Rodríguez, la madre de Shirley, aseguró que su hija recibía maltratos y golpes por parte del acusado, pero añadió que nunca hizo la denuncia porque “le tenía terror”.

“Ella le tenía mucho miedo y él la tenía amenazada. La golpeaba frente a su familia, que también se burlaba de ella”.

Afirmó la mujer.

De acuerdo con Rodríguez, Morisini estaba en pareja con la joven desde hacía 2 años y se habían ido a convivir siete meses atrás. 

“La tenía presa en la casa donde convivían. Le sacó el celular para que no hablara con nadie y luego se lo rompió. Él salía con otras mujeres mientras ella estaba en la casa”.

Contó.

También explicó que en los últimos días su hija se había distanciado de su novio, por lo que el miércoles lo llamó para decirle que iba a pasar por la casa para retirar ropa y algunas pertenencias.

Antes de llegar al lugar, Shirley le pidió a su madre que si a las 12 no había vuelto “la llamara”. Cerca de las 14, la mujer se enteró de que la joven se encontraba en el hospital producto de una golpiza, que le generó un aborto.

“Ella (por su hija) me contó que él (Morisini) se puso nervioso y comenzó a pegarle en la panza. Al ver sangre la llevó al hospital, donde siguió insultándola. Le decía que buscara al padre del bebé porque no era de él”.

Relató la mujer.

Fuentes judiciales indicaron que, el hombre decía en el hospital que se había separado de la joven y que el embarazo era producto de la relación de ella con otra persona. Sin embargo, esto fue desmentido por Rodríguez.

“Ella nunca tuvo otra pareja, siempre que cortó la relación, volvió con él. Él decía que no sabía que estaba embarazada pero la familia sí sabía”.

Aseguró.

Según se informó, Shirley continuaba internada esta tarde en el hospital Santa Francisca Romana con buen estado de salud, asistida y contenida por el Centro de Asistencia a la Víctima de la Dirección de Género Municipal y con custodia policial. 

Además, se le hizo entrega de un botón antipánico tras una denuncia hecha el miércoles por su madre.


 


Publicar un comentario