La emotiva carta de una nena para M.: “Que no duerma nunca más en la calle”


El caso de “M”, la nena de siete años que vive en situación de calle y estuvo secuestrada durante tres días conmovió al país. Tras conocer su historia, Priscila, de seis, quiso enviarle un mensaje desde Entre Ríos, en donde vive, para acompañarla. 

“Voy a orar por ella, para que no duerma nunca más en la calle”.

Escribió.

El padre de Priscila, Darío Krapp, fue quien compartió en su cuenta de Facebook la tierna iniciativa que tuvo su hija hace pocos días y el mensaje se viralizó en las últimas horas.

“Voy a orar por vos. Quiero ser tu amiga para siempre”.

Escribió Priscila junto con un dibujo que le dedicó a M. y que Krapp compartió en su publicación. 

“Quiero regalarle este dibujo y voy a orar por ella para que no duerma nunca más en la calle. Quiero que le lleves mi dibujo”.

Le pidió a su papá.

La familia vive en Villa Libertador San Martín, partido de Diamante, en Entre Ríos. 

“Que pida hacerle un dibujo desde su mirada genuina y auténtica tiene un valor inmenso y que nos lleva a una verdadera autocrítica de nuestros valores y prioridades”.

Escribió el hombre en la red social.

“Como no voy a poder llevarlo a Buenos Aires, aprovecho las redes y tal vez, ¿por qué no?, alguien le puede comentar o hacer llegar la foto a su familia, sabiendo que muchos niños están con ella y desean hacerla feliz desde su inocencia y naturalidad para ver su mundo ideal”.

Pidió.

“Día de aprendizaje para la familia y para saber valorar nuestras cosas y, principalmente, ver y fomentar la solidaridad para tratar de cambiar el destino de tantos niños que necesitan de nuestro compromiso”.

Concluyó el padre de Priscila.

M. fue secuestrada el 15 de marzo por Carlos Savanz, un cartonero que había generado un vínculo con la nena y la mamá, que vivían en situación de calle en Parque Avellaneda. Luego de tres días de búsqueda desesperada, la encontraron sana y salva en Luján y detuvieron a su captor.

La nena quedó a cargo de la División de Minoridad de la Ciudad de forma provisoria. Por eso, será alojada en uno de los centros de inclusión que el Gobierno porteño tiene destinados para familias, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad.

Savanz, por su parte, se negó a declarar el sábado durante la indagatoria a la que fue sometido en la Alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, y seguirá detenido a la espera de que en los próximos 15 días se resuelva su situación procesal.

Por consejo de su abogado, el detenido decidió no responder a las preguntas que querían hacerle la jueza Fabiana Galletti y la fiscal Laura Belloqui. El captor de la nena de siete años está imputado por la sustracción, el ocultamiento y la retención de la menor. Este delito se castiga con una pena que va de los cinco a los 15 años de prisión.



Publicar un comentario