MADARIAGA: Condenaron a un vecino con antecedentes por venta de estupefacientes pero recibió una pena de ejecución condicional

 


 

Jonatán Gabriel Arana, de 33 años de edad recibió en Dolores la sentencia de 4 años de prisión que se sumaron a una condena anterior por lo que pasó a 4 años y 4 meses. El albañil fue encontrado culpable de los delitos de tenencia de estupefacientes para comercialización y tenencia de arma de fuego sin tener la correspondiente autorización legal.

 

No obstante, el juez Christian Rabaia, en un juicio abreviado que fue acordado con la defensa se le impuso una pena de 1 año y 3 meses de ejecución condicional y quedará detenido durante ese periodo.

 

En aquel entonces los procedimientos se llevaron a cabo en viviendas de la calle 23 entre 8 y 6 bis en donde se secuestraron elementos de interés para la investigación y en otro de calle 21 bis y 6 se incautaron balanzas de precisión, armas de fuego y más de 100 envoltorios de nylon con marihuana fraccionada.

 

La investigación se había iniciado luego de una denuncia anónima efectuada en la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes de esa ciudad, donde se hacía saber que un sujeto vendía drogas y que dos personas en moto se encargaban de repartirla.

 

Las tareas de inteligencia realizadas por personal policial permitieron corroborar la existencia de movimientos compatibles con la comercialización de estupefacientes, e identificar a los intervinientes en la actividad ilícita

 

Mientras el allanamiento se realizaba se encontró una pistola calibre 22 Ballester Molina apta para el disparo y sin los permisos correspondientes.

 

Al prestar declaración el imputado negó ante la Fiscal haber tenido drogas en su vivienda, que la balanza de precisión fuera suya, desconoció los recortes de nylon secuestrados y dijo que “ni siquiera tenía dinero para comer”.

 

Sin embargo, para el Juez los elementos probatorios incorporados a la investigación permitían formar convicción, tanto respecto de la materialidad ilícita como de la intervención del imputado en la misma, resaltando que “los argumentos y explicaciones esgrimidas” por el procesado no lograban refutar las circunstancias del hallazgo efectuado en su domicilio.

 

Publicar un comentario