Cuáles serán los municipios bonaerenses en donde instalarán nuevas cárceles


El gobierno bonaerense presentó en las últimas horas el Plan de Infraestructura Penitenciaria a través del cual prevé la construcción de 10 unidades carcelarias y 30 alcaidías con el fin de terminar con la situación de hacinamiento que aqueja a los penales provinciales. 

El proyecto propone la expropiación de diversos terrenos para la construcción de cárceles en La Matanza, Quilmes, Merlo y Moreno.

Como parte de un primer paso, el Ejecutivo presentó un proyecto para la creación de dos unidades penitenciarias ubicadas en La Matanza y Quilmes y 10 alcaidías. 

Para este primer tramo, Alak ya dejó en claro que la Provincia cuenta con los fondos necesarios de un plan integral a diez años. 

El ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, Julio Alak, lo comunicó ante los diputados provinciales que integran la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia. 

Y fue justamente su vicepresidenta, la legisladora de Juntos por el Cambio, Sandra París, quien aseguró en diálogo con Ámbito que le plantearon al funcionario que “para llevar adelante esta acción se necesita un gran consenso político y social. Más allá de que podamos dar la aprobación para la expropiación hay que saber qué piensa la comunidad al respecto”. 

Y agregó que “la sociedad a ser afectada por la instalación de cárceles. Ya pasó lo mismo con (Eduardo) Duhalde como gobernador”.

La diputada París sostuvo que “la democracia tiene una deuda con el sistema penitenciario. Las cárceles están abarrotadas desde hace mucho y la Provincia está sancionada a nivel internacional porque no cumple los estándares mínimos que establecen las organizaciones para el alojamiento en las cárceles”. 

Y sumó que “hay que considerar con qué recursos se va a llevar adelante este plan. Si va a estar en el presupuesto de este año”.

Y sobre por qué fueron elegidos estos distritos para instalar las cárceles, se explicó que “el ministro detectó de dónde son los presos y La Matanza, por ejemplo, tiene 4599 personas detenidas y cero plazas en su distrito. Lo mismo con Moreno y Quilmes”. 

Y concluyo: 

“Nadie quiere tener una unidad penitenciaria cerca, pero la respuesta hay que darla. Esa gente necesita condiciones dignas dentro del cumplimiento de la pena. La sociedad tiene que entender que no se puede encerrar a la gente en el medio de la montaña”.



Publicar un comentario