INSÓLITO: Cruzó todo el país a dedo en plena pandemia y al llegar su “novio virtual” la rechazó y debe volverse

 



Para una telenovela o una película. Como más te guste. Esta es la historia de Sabrina Layampa, de 29 años, y oriunda de Orán en Salta. Viajó casi 3.000 kilómetros a dedo hasta Caleta Olivia, en Santa Cruz, para conocer en persona a su “Novio virtual” Luis Pastata pero al llegar él la rechazó y ahora ella debe volver.

 

Se conocieron en una red social, se enamoraron y comenzaron a chatear. El amor de ella era tanto que un día le preguntó si le gustaría que se vieran. Luis le dijo que sí ella salió a la ruta a hacer dedo. Varios días, distintos camiones que la llevaban y hasta –creen algunos- se escondió de algunos retenes policiales entre provincias en plena pandemia.

 

Pero cuando llegó al límite entre Chubut y Santa Cruz después de haber recorrido 2.951 kilómetros y medio y a sólo 100 del encuentro, el muchacho llegó hasta el lugar y no quiso saber nada. Le dijo que no iba a recibirla ni alojarla. Ahora, la mujer busca cómo volver pidiendo apoyo a los gobiernos de las dos provincias.

 

El motivo que la llevó a semejante aventura y sólo con una mochila sobre los hombros era encontrarse con un hombre que conoció por internet y con quien había entablado una relación virtual. Y lo que es más: le había confesado a sus amigas que estaba “perdidamente enamorada”.

 

Más allá de la sorpresa ante su llegada a pie, lo grave de la situación es que la mujer se trasladó por la ruta con diferentes camioneros solidarios que la quisieron acercar rompiendo normas de bioseguridad alentadas para prevenir el contagio de coronavirus.

 

Nadie sabe cómo pasó los controles, que en algunas provincias y ciudades son muy estrictos. Prueba de ello son los casos de gente que no pudo llegar a ver a familiares directos que se encontraron en grave estado de salud.

 

Una vez que llegó al puesto del límite provincial entre Chubut y Santa Cruz, Sabrina se puso en contacto con el hombre para avisarle que no la dejaban ingresar. Él entonces le envió un remís desde Caleta Olivia para buscarla. En medio de la situación, la Policía de Santa Cruz le labró un acta por incumplimiento de las normas decretadas por pandemia y estar transitando sin permiso alguno, según relatan varios medios de esa provincia. Y además el tema se viralizó en las redes.

 

La mujer logró subir de todos modos al remís y llegar al ingreso norte de la ciudad, donde fue recibida por personal del Comité Operativo de Emergencia (COE) con todas las actuaciones de prevención. Al ser consultada sobre dónde se hospedaría o cuál era el objetivo del viaje, la mujer no supo contestar.

 

Insistió con entrar a la ciudad y se volvió a comunicar con el “novio virtual”, quien se acercó al acceso norte, pero cuando se le consultó si se haría cargo del hospedaje de la mujer en su domicilio, contestó que no. Así, el Comité de Emergencia debió enviar a la mujer de regreso, en el mismo remís en que había llegado hasta Ramón Santos y con la orden de regresar a su provincia.

 

Sobre Luis Pastata ahora pesarán denuncias por las que deberá responder. Las elevará el propio Comité en la Justicia Federal, ya que es delito la manera en que trajo a la mujer a la ciudad considerando que sería posible foco de contagio de covid-19.

Publicar un comentario