El presidente le quita recursos a Capital Federal para auxiliar a Axel Kicillof


Para resolver el conflicto que se desató con la protesta de la Policía Bonaerense y tras la llegada del reclamo a la Quinta Presidencial de Olivos, el jefe de estado Alberto Fernández se rodeó del gobernador Axel Kicillof, diputados, senadores oficialistas e intendentes de todos los colores partidarios de la región AMBA para dar un mensaje al país e informar que le sacará dinero a la coparticipación de Capital Federal para dárselo a la provincia de Buenos Aires.


Le quitará el 1% del 2,1% que se gira en materia de seguridad para crear el fondo de Fortalecimiento Fiscal. El número estimado es de 30.000 millones de pesos.

 

"La Ciudad recibió 2,1% más de coparticipación por el traspaso de la Policía Federal. Pero advertimos que había un 1% de excedente. Este tema lo hablé muchas veces con Rodríguez Larreta. Tengo la tranquilidad que nadie puede mostrarse sorprendido", anunció Fernández.

 

Los intendentes de Juntos por el Cambio que asistieron a Olivos tampoco estaban al tanto de los detalles del anuncio del Presidente. "No tenemos definiciones. El Presidente solamente nos pidió que estemos", había dicho uno de los invitados tras ingresar a la quinta presidencial.

 

El anuncio

Fernández cuestionó la metodología de protesta de la Policía Bonaerense y dijo no aceptar "ciertas formas de demanda que no tienen que ver con la vida democrática". Pero luego reconoció que los uniformados bonaerense están "retrasados en su salario" y agregó: "No soy un necio, hay que encontrar una solución".

 

"Hemos dispuesto crear un fondo de fortalecimiento para la provincia de Buenos Aires. Estamos intentando reponer un equilibrio resignó la provincia a mediados de los 80 cuando perdió ocho puntos de coparticipación", dijo el Presidente.

 

Buenos Aires arrastra un reclamo histórico por el sistema de coparticipación. La gestión de María Eugenia Vidal se jactó de haber recuperado parte de la coparticipación, al llevarla del 18,4% al 23,3%. La administración de Kicillof asegura que el anuncio de Vidal formó parte de su "marketing" y que la provincia sigue atrasada.

 

Así, el Gobierno le dará más fondos a la provincia a pesar que el viernes pasado había anunciado el Plan de Fortalecimiento de la Seguridad, que contemplaba una inversión de $37.700 millones de pesos para equipamiento, formación de nuevos policías e inversiones edilicias. Esos giros quedaron desactualizados a la luz del reclamo salarial de las fuerzas bonaerenses, que reclamaron aumentos de hasta un 64%.

 

En La Plata explican que Kicillof siempre contempló un aumento salarial para la Bonaerense, incluso desde antes de que se negociaran los fondos del Plan de Fortalecimiento de la Seguridad.

 

Con el espaldarazo de la Nación, a partir de ahora Kicillof quedará encargado de resolver el conflicto con la Bonaerense. En la Provincia quieren manejar el tema con extrema cautela, y no convalidar la metodología de protesta de los uniformados, ya que puede asentar un peligroso antecedente. "Si damos todo lo que pide la policía ¿qué nos queda para los estatales y los maestros?", reflexionaba hoy un colaborador de la gobernación bonaerense.

Publicar un comentario