CORONAVIRUS EN LA ARGENTINA: Registraron 66 muertes y 4.518 nuevos contagios en las últimas 24 horas

El Ministerio de Salud de la Nación informó este viernes que durante las últimas 24 horas se registraron 66 muertes y 4.158 nuevos casos positivos por coronavirus. Con estos datos, el total de infectados en todo el país asciende a 119.301 y las víctimas fatales suman 2.178.

Tomando en cuenta todos los casos, 1.093 (0,9%) son importados, 38.304 (32,1%) son contactos estrechos de casos confirmados, 60.041 (50,3%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

De los nuevos 4.158 casos, 3.002 son de la provincia de Buenos Aires, 1.081 de la Ciudad de Buenos Aires, 107 de Jujuy, 65 de Chaco, 57 de Río Negro, 49 de Córdoba, 29 de Neuquén, 26 de Santa Fe, 24 de Entre Río, 21 de Mendoza, 20 de Santa Cruz, 14 de Catamarca, 9 de Chubut, 7 de Tucumán, 4 de Tierra del Fuego, 2 de La Rioja y 1 de San Luis. No se registraron contagios en las provincias de Corrientes, Formosa, La Pampa, Misiones, Salta, San Juan y Santiago del Estero.
 En el reporte matutino se comunicaron 21 nuevos fallecimientos, siendo 14 hombres y 7 mujeres. Entre los varones, siete residían en la provincia de Buenos Aires y tenían 89, 79, 61, 85, 49, 32 y 80 años; otros seis, de 89, 65, 80, 59, 43 y 76 años, vivían en la Ciudad de Buenos Aires; mientras que el restante, de 68 años, era de Córdoba. Por el lado de las mujeres, tres, de 67, 87 y 75 años, corresponden a residentes en la provincia de Buenos Aires; y las otras cuatro, de 81, 75, 81 y 83 años, eran de Capital Federal.

Por la tarde, se notificaron otros 45 decesos. En este caso se trató de 27 hombres y 18 mujeres. Entre los primeros, 14, de 86, 79, 61, 56, 43, 51, 68, 83, 61, 79, 66, 67, 68 y 78 años, residían en la provincia de Buenos Aires; siete, de 83, 90, 83, 66, 72, 74 y 86 años, eran de la Ciudad de Buenos Aires; tres, de 70, 85 y 67 años, oriundos de Mendoza; dos, de 68 y 83 años, de la provincia de La Rioja; y el restante, de 81 años, de Río negro. Con respecto a las mujeres, cuatro, de 39, 85, 84 y 69 años, eran residentes en la provincia de Buenos Aires; 11, de 92, 75, 71, 42, 82, 80, 71, 87, 84, 45 y 66 años, de Capital Federal; dos, de 89 y 75 años, de la provincia de Neuquén; y una, de 90 años, de Entre Ríos.
 Desde la cartera de Salud, precisaron que hasta ayer fueron realizadas 11.053 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 519.281 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 11.443,8 muestras por millón de habitantes. En cuanto al número de casos descartados, hasta ayer alcanzaba los 316.346 (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico), mientras que, a la fecha, el total de altas es de 49.780 personas.

Entre los pacientes con COVID-19 que se encuentran internados, 823 ocupan camas de terapia intensiva, lo que equivale a un 53,7% de ocupación en todo el país. La situación es diferente en el Área Metropolitana de Buenos Aires, donde el porcentaje de camas de cuidados intensivos ocupadas alcanza el 63,2%.
 Este viernes, el Gobierno anunció que comenzará una etapa de cuarentena con aperturas graduales en los distritos del país donde regía el aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Entre el 18 de julio y el 2 de agosto vamos a tratar de ir volviendo a la vida habitual en forma escalonada”, dijo el presidente Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos.

A través de una serie de gráficos, el Jefe de Estado brindó un panorama de la pandemia en Argentina. Entre otros puntos, señaló que la tasa de incidencia acumulada es de 253 muertos por cada 100.000 habitantes y que, con respecto al tiempo de duplicación, es decir el tiempo en el que tardan los contagios en multiplicarse por dos, se está llegando al mejor nivel, alcanzado el 9 de mayo pasado. “No ha sido inútil el esfuerzo que todos hicimos”, consideró.
En cuanto al número de camas de terapia intensiva ocupadas, Fernández sostuvo que si bien hubo un aumento en este índice en concordancia con el incremento de contagios, la cuarentena permitió evitar un colapso en el sistema sanitario. De acuerdo con los números señalados, de no haber cumplido con el aislamiento, hoy el 72% de las camas estarían ocupadas.

En la conferencia de prensa, el Presidente estuvo acompañado de Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof. Detrás de ellos se pudo ver conectados virtualmente a los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Gerardo Morales (Jujuy) y Arabela Carreras (Río Negro).

Al momento de tomar la palabra, el jefe de Gobierno porteño anunció la puesta en marcha de un plan gradual de reactivación de actividades y sostuvo que “la forma de salir adelante es entre todos” por lo que llamó a la ciudadanía a “ser responsables y no tirar por la borda el esfuerzo que se hizo”.
En ese marco, Rodríguez Larreta comunicó que desde mañana entrará en vigencia un esquema de apertura “gradual e integral” para la Ciudad de Buenos Aires, que consta de seis etapas, y que cuya elaboración responde a una evaluación de los datos sanitarios de la pandemia en el distrito a cargo de “especialistas de distintas áreas”. Desde gobernación especificaron luego los detalles de cómo serán cada una de estas etapas.

A su turno, Kicillof indicó que la provincia de Buenos Aires pasará a una “cuarentena intermitente” a partir del lunes. En ese sentido, señaló que comenzarán a funcionar “bajo protocolos estrictos y medios de transporte propios” aquellas empresas e industrias que habían sido autorizadas antes de la entrada en vigencia de la cuarentena estricta.

“El miércoles será el turno de los comercios barriales y recién el lunes que viene las actividades profesionales que ya habían sido permitidas”, confirmó el gobernador. Horas después, se detallaron cuáles serán las actividades que se habilitarán durante las próximas semanas en el Conurbano.

Publicar un comentario