CAÑUELAS: Cerró una histórica joyería inaugurada en 1962

En medio de la pandemia que pone en jaque a pymes y comercios, la histórica Joyería Rizzi anunció el cierre del comercio ubicado en Av. Libertad 555. Inaugurado en 1962, era uno de los más tradicionales de Cañuelas, atendido por tres generaciones de una misma familia.

La joyería Rizzi comenzó a funcionar en Av. Libertad al 900 (donde hoy se ubica el módulo de Smata). Su fundador fue don Alfonso Rizzi, quien aprendió el oficio siendo empleado del “Gordo” Frescino, uno de los primeros joyeros de Cañuelas que tenía la particularidad de hacer venta ambulante. Al retirarse de la actividad Frescino decidió transferirle el comercio a quien fuera su colaborador.
Cuando Alfonso falleció en 1974, quedaron al frente del comercio su esposa Angelita y sus hijas Esther y Delfa.

En 1975 se mudaron a su ubicación actual, en la galería de Av. Libertad 555 a metros de donde funcionaba otro ícono cañuelense: Selegustos Tres Jolie, de José Luis Yapur y Lidia Guzzetti. En la última etapa la joyería estuvo a cargo de Mabel, Marcela y Mónica, tercera generación de la familia Rizzi.

El comercio, caracterizado por su pulcritud, elegancia y buen gusto, siempre fue además lugar de reunión de amigos y familia que pasaban a tomar un café entre anaqueles relucientes.

“Por determinaciones familiares y designios del destino ya teníamos pensado cerrar a fines de este año o mediados del próximo, pero sin lugar a dudas la pandemia aceleró el proceso. Tenemos costos muy altos del alquiler, porque son tres locales unificados, un sueldo, luz, impuestos... y por otro lado la imposibilidad de trabajar. En estas condiciones se hace insostenible”.

Relató Mónica Curone a InfoCañuelas.

“Marcela va a continuar con un emprendimiento de venta online y nuestra idea es poder vender el fondo de comercio, porque la joyería está impecable. Es para que alguien tome la llave y comience a trabajar una vez que todo esto pase”.
Añadió.

En una carta de despedida que publicó en redes sociales, Mónica, en nombre de toda su familia, agradeció a las generaciones de clientes que confiaron en la joyería, como así también a comerciantes y vecinos por su afectuosa compañía.

Publicar un comentario