BRASIL: Un hombre espantó a su familia al aparecer vivo en su funeral



 


Sus parientes estaban velando por error a un muerto desconocido que habían confundido con él, informó la prensa brasileña.

El hombre dado por muerto, Gilberto Araújo, de 41 años y que trabaja lavando automóviles, sobresaltó el domingo a toda la ciudad de Alagoinhas (estado de Bahía, noreste), donde los más supersticiosos lo consideraron como un fantasma de ultratumba.

"Hubo un gran susto, algunas niñas se cayeron, se desmayaron. La gente salió corriendo, la calle se llenó de motos y de automóviles", relató la brasileña María Menezes a la televisión Globo.

Los familiares de Araújo explicaron que fueron informados de que Gilberto había sido asesinado el pasado sábado en un tiroteo, por lo que fueron a la morgue y reconocieron el cadáver de un hombre que creyeron que se trataba de su pariente.


Araújo, que no pasaba por la casa de su madre hacía cuatro meses, dijo que se pellizcó en el brazo al enterarse por un amigo de que fue dado por muerto y que había un ataúd con un cadáver en el salón de la vivienda familiar.


Entonces llamó por teléfono a su madre para avisar de la confusión, pero la persona que respondió no le creyó pensando que se trataba de una broma de mal gusto, así que decidió acudir al propio funeral, que se prolongó durante todo el domingo.