CHASCOMÚS: El asesinado de la Laguna era el titular de la UOCRA de Lomas de Zamora

El cuerpo sin vida de Walter “El Lobo” Leguizamón fue encontrado durante la tarde de este martes flotando en la laguna de Chascomús. Leg...

El cuerpo sin vida de Walter “El Lobo” Leguizamón fue encontrado durante la tarde de este martes flotando en la laguna de Chascomús.

Leguizamón se encontraba prófugo de la justicia, que lo había encontrado culpable del asesinato de Darío Ávalos, joven obrero de la construcción que estaba en la puerta de un obrador en Lomas de Zamora reclamando por un puesto de trabajo cuando sufrió el ataque de una patota de la burocracia. “El Lobizon” Leguizamón era el secretario general del gremio UOCRA-Lomas de Zamora, cuya estructura no le permitía independencia de la dirección nacional, cuyo jefe es Gerardo “Batallón 601” Martínez, viejo burócrata que consolidó su poder a través de la conformación de una base de mafias y patotas –y siempre a la sombra del poder político de turno. La justicia había comprobada la participación directa de Leguizamón en el plan criminal que terminó con la vida de Ávalos y dejó importantes heridas en otros manifestantes.

El cadáver fue avistado por un vecino de Chascomús, quien alertó a la policía. Tenía registro de cortes de armas blancas en el pecho, se encontraba maniatado con alambres y tenía la perforación de una bala en su estómago. La policía sospecha que fue asesinado en algún lugar del Gran Buenos Aires y trasladado desde allí para depositar el cuerpo sin vida en la laguna.

“Claro que repudiamos este accionar violento y mafioso, nosotros lo queríamos vivo para que pudiera ser juzgado por sus crímenes”, dice a Prensa Obrera Víctor Grosi, secretario general de SITRAIC, que organizó la campaña por Justicia por Darío Ávalos. “Mataron a un prófugo, al principal imputado por el asesinato, el ex secretario general de la UOCRA Lomas de Zamora”.

“En dos juicios anteriores se había mandado a la prisión a miembros de la patota y en el segundo juicio fue condenado Héctor Cabrera, secretario adjunto de UOCRA Lomas de Zamora, de quien se comprobó que había sido parte del plan criminal, que involucraba también a Leguizamón”, explica Claudia Ferrero a Prensa Obrera.

Los trabajadores de la construcción son las víctimas de los pactos mafiosos entre la dirección de la UOCRA y las patronales de la construcción y el gobierno. Es necesario desmantelar este aparato putrefacto para recuperar el gremio de la construcción para sus obreros.

Noticias Relacionadas

ZONALES 4275779551231489636

CNMradio fm 93.3

boton

item