¿Qué es el RAFAM?

La polémica desatada en las últimas horas por las supuestas acusaciones de Darío Dell’ Arciprette pusieron en escena al software que utiliza...

La polémica desatada en las últimas horas por las supuestas acusaciones de Darío Dell’ Arciprette pusieron en escena al software que utilizan los municipios para llevar adelante sus administraciones. Su nombre es RAFAM y quiere decir Reforma de la Administración Financiera en el Ámbito Municipal.

Surgió en el 2000 la idea de que los municipios lleven de una forma ordenada sus administraciones. Primero se crearon metodologías para emitir impuestos, luego se dividieron las rendiciones por áreas, se crearon módulos de contabilidad, presupuesto, tesorería, ingresos públicos y demás.

Con el avance de los años se creó un software que hiciera todo esto que ya se desarrollaba en papel pero de manera digital y llevara el nombre de esta “reforma” que buscaba transparentar y ordenar las rendiciones de los municipios ante los concejales y el Honorable Tribunal de Cuentas.

Cerca de 2007 se empezó a utilizar el programa que hoy puede verse como algo viejo, vetusto y hasta doloroso a los ojos por su interfaz (pantalla). A todo eso hay que sumarle que está plagado de errores en su interior lo cuales no pueden verse a simple vista y sólo un desarrollador avanzado se da cuenta de las fallas que hacen peligrar muchos procesos municipales. A tal punto llega a ser deficiente este programa que se estima que tiene cientos de errores posibles en su interior y poco personal capacitado, a nivel provincial, que pueda solucionar cada uno de ellos y ni siquiera se trabaja para sacar versiones más acordes a los tiempos que corren.

El RAFAM es como si fuera el corazón del municipio o el gran disco rígido de una computadora que guarda toda la información de los impuestos, los contratos, los sueldos, los pagos y demás.
Cada empleado entra a su computadora del área en donde desarrolla tareas y posiblemente tenga el software, Con una clave y contraseña sólo accede al módulo o sector al que tiene permiso y que le corresponde a sus labores.

Son muy pocas las personas que pueden entrar y ver todos los módulos a la vez. Esto los convierte en administradores del sistema.

No por viejo el RAFAM tiene fallas. Pareciera que algunos errores son por deficiencia de los creadores y testeadores del programa. Pero a veces, se sospecha, hay sectores que tienen túneles o atajos como para que un desarrollador pudiese entrar a, al menos, visualizar datos.

Esto ha ocurrido en varios municipios y, de hecho, el ejecutivo de Madariaga ya ha presentado denuncias penales al detectarse intromisiones que, vale recalcarlo, no son hechas por un desarrollador común sino por alguien que conoce que es el RAFAM y para que sirve.

El escenario que se conoció en las últimas horas pone en primer plano al programa computarizado pero también deja en evidencia la existencia de sectores que buscan obtener información, a como dé lugar e inclusive cometiendo delitos penales, y utilizarla no sólo para afectar a miembros de gobierno sino también a trabajadores municipales.

Noticias Relacionadas

MADARIAGA 2899911915166841069

CNMradio fm 93.3

boton

item