Se levantó el paro en El Rápido Argentino, pero el conflicto continúa

Choferes reclamaban mejoras en las condiciones laborales. Tras una semana de protestas, finalizó la medida de fuerza, aunque la empresa corr...

Choferes reclamaban mejoras en las condiciones laborales. Tras una semana de protestas, finalizó la medida de fuerza, aunque la empresa corre riesgo de presentar la quiebra

El conflicto que mantuvo paralizados los servicios que brinda la empresa El Rápido Argentino culminó ayer, tras el principio de acuerdo al que llegaron los choferes y los directivos de la firma. Por la protesta, los colectivos permanecieron parados durante una semana tras la medida que buscó denunciar pésimas condiciones de trabajo, que, según surgió de la negociación, serán mejoradas con la compra de nuevas unidades. Como la empresa también brinda servicios de media distancia, por esta medida, varias ciudades del interior de la Provincia quedaron aisladas.

El Rápido Argentino, que pertenece al grupo Plaza, de los hermanos Cirigliano (condenados por la tragedia ferroviaria de Once), sufrió un proceso de desinversión y deterioro; sus unidades no fueron renovadas y sus trabajadores brindan los servicios en condiciones paupérrimas.

El titular de UTA La Plata, Oscar Pedraza, le explicó a este medio que “la empresa viene con una serie de incumplimientos desde hace mucho tiempo, que denunciamos ante el Ministerio de Trabajo y el de Transporte”. Entre esos incumplimientos se destaca, por ejemplo, el haber dejado de brindar servicios provinciales que unen, entre otras, nuestra ciudad, Mar del Plata, General Belgrano, Ranchos, Villanueva y Dolores. En su lugar, otras empresas debieron completar esos recorridos para responder a la demanda de pasajes, aunque esa medida fue solo paliativa y no resolvió los impedimentos que los usuarios encontraron a la hora de viajar a sus respectivos destinos.

Además, debido al paro, muchos pasajeros, la mayoría turistas, que viajaron a Mar del Plata para pasar sus vacaciones, tuvieron que permanecer varios días en la terminal de esa ciudad, e incluso pasaron la noche allí junto con sus hijos. Cuando la medida de fuerza comenzó, según relataron los pasajeros, en las oficinas de El Rápido Argentino de Mar del Plata reembolsaban el dinero por ventanilla, pero desde que los fondos disponibles se terminaron, el martes 7 a las 21, la boletería cerró y hasta apagó la luz. Ayer, a las 21.30, volvieron a brindarse los servicios desde La Plata, según se explicó.

A pesar de las versiones que afirmaban que la empresa había presentado la quiebra, se supo que únicamente se dictaminó un concurso preventivo, procedimiento judicial que evita el cierre y plantea una renegociación de las deudas entre la firma y los acreedores.

En ese escenario, la empresa se encuentra a la venta, y la firma 20 de Junio, que ya posee más de la mitad de su capital, está interesada en comprarla. Sin embargo, la negociación se encontraría estancada porque los nuevos dueños buscan prestar solo servicios nacionales y dar de baja los provinciales, que responden a un mercado diferente, más alineado con el transporte urbano que con el turismo.

“Si la empresa no está en condiciones de continuar con las prestaciones, la venta podría ser una solución para salvaguardar los más de 220 puestos de trabajo”, concluyó Pedraza, quien además advirtió sobre la difícil situación que atraviesan todas las empresas englobadas en el grupo Plaza: “Creo que hubo errores de administración, porque otras empresas están funcionando con normalidad, y no así este grupo. Es de público conocimiento que todos sus servicios están seriamente deteriorados. Basta con recorrer la Autopista La Plata-Buenos Aires para ver todas las unidades que quedan en el camino. De continuar la situación, va a provocar el colapso de toda la firma”.

Noticias Relacionadas

ZONALES 949827299219366971

CNMradio fm 93.3

boton

item