Volverán a declarar los policías que debían custodiar al fiscal Nisman

Los citados son ocho. Los convocó la fiscal Viviana Fein a pedido de la defensa de Diego Lagomarsino, el hombre que le dio a Nisman el arm...

Los citados son ocho. Los convocó la fiscal Viviana Fein a pedido de la defensa de Diego Lagomarsino, el hombre que le dio a Nisman el arma con la que apareció muerto. "Queremos que expliquen concretamente qué paso entre las 11 y las 22, cuando fue encontrado el cuerpo", dijo Maximiliano Rusconi, promotor de las citaciones. Todos declararon ya, pero según la defensa "hay incoherencias de horas" y "contradicciones".

"Por ejemplo, uno de los custodios dice que esperaron a Nisman en el subsuelo y otro, en la cochera de cortesía. Eso hay que investigarlo", dijo Rusconi, quien volvió a cuestionar a la querella, encabezada por Sandra Arroyo Salgado. "Lo que no hace la querella queremos hacerlo nosotros: investigar en serio", dijo.

Además, Rusconi puso en duda la versión de la madre de Nisman, Sara Garfunkel, quien declaró haber encontrado en la baulera de su departamento un arma que había dejado allí su hijo. Según Rusconi, es más fácil suponer que la pistola estaba, en realidad, en una de las tres cajas de seguridad que Garfunkel compartía con Nisman. "Como no sabemos qué había en las cajas, permítanme sospechar que el arma estuviera en una de ellas, que la señora Garfunkel vació -dijo Rusconi-. No es creíble que un fiscal haya dejado en su baulera un arma registrada a su nombre. ¿De casualidad la encontró ahora? Dice que el viernes 3 de abril encuentra el arma; el 6 de abril, Garfunkel estuvo en la fiscalía, ¿por qué no le avisó entonces del hallazgo a la fiscal?"

Arroyo Salgado había dicho ayer que la aparición del arma era un dato que cambiaba todo en la investigación. "Entiendo que es un elemento importante -sostuvo- porque si una persona tiene un arma registrada a su nombre y tiene miedo por él y sus hijas, en lugar de pedirle a otra persona, va y busca el arma que tiene hace tiempo registrada".

Arroyo Salgado, una vez más, apuntó contra Lagomarsino, quien había declarado que él le llevó a Nisman su arma porque el fiscal se la había pedido. En el mismo sentido, uno de los custodios, Rubén Benítez, dijo que Nisman le había dicho, ese mismo fin de semana, que quería comprarse un arma y le había pedido asesoramiento. Según informaron fuentes de la investigación, hasta hoy no hay elementos que den cuenta de un vínculo entre Lagomarsino y Benítez.

Tanto Benítez como los sargentos Armando Niz y Luis Miño fueron separados de sus cargos y pasados a "disponibilidad preventiva". Niz y Miño fueron los custodios que trabajaron el día que Nisman fue hallado muerto. Sus jefes tomaron distancia de ellos, a punto tal que el propio Ministerio de Seguridad los denunció. No obstante, fuentes de la Policía Federal dijeron ayer que si la Justicia no les imputa ningún delito y permanecen como testigos en esta causa, serán reincorporados.

Noticias Relacionadas

NACIONALES 4368141740330456478

Publicar un comentario

emo-but-icon

CNMradio fm 93.3

item