.Encuentro histórico de Barack Obama y Raúl Castro: "Esta guerra fría ha terminado"

Ambos líderes escenificaron este viernes el deshielo entre los dos países con un histórico saludo "informal" en Panamá. Este sáb...



Ambos líderes escenificaron este viernes el deshielo entre los dos países con un histórico saludo "informal" en Panamá. Este sábado, durante la Cumbre de las Américas, tuvo lugar el primer encuentro entre los mandatarios de Cuba y EEUU en más de medio siglo

La VII Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá, ha pasado a la historia por ser la primera en la que ha participado Cuba y por albergar la primera reunión de los presidentes estadounidense y cubano después de más de 50 años. Pese a que Barack Obama y Raúl Castro ya se habían estrechado las manos en el funeral de Nelson Mandela en 2013, la foto en Panamá era histórica al ser el primer encuentro entre ambos mandatarios desde la reanudación de las relaciones bilaterales, el pasado mes de diciembre.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado que "Estados Unidos no será prisionero del pasado" en sus relaciones con Cuba. Obama ha declarado que ha cumplido con el compromiso de entablar nuevas relaciones con Cuba que han llevado a un "histórico momento" en las relaciones entre ambos países y buscará el progreso en las relaciones con el Gobierno cubano a través del acuerdo en "valores universales comunes", independientemente de la "ideología". "Esta guerra fría ha terminado", ha dicho.

"Este momento histórico marca un nuevo inicio entre los pueblos de EEUU y Cuba. Ahora, son más los norteamericanos que podrán viajar a Cuba, con más comercio y con, potencialmente, más oportunidades y recursos para el pueblo cubano", ha hecho saber en su primera comparecencia durante la VII Cumbre de las Américas que se celebra en Panamá. "Estados Unidos no será prisionero del pasado, miramos al futuro, y este cambio representa un punto de inflexión para toda la región", ha hecho saber en su discurso de presentación, eminemente pragmático y centrado en las oportunidades comerciales y económicas que representa una nueva relación entre Estados Unidos y las Américas, que describió "como la mejor que se ha visto en las últimas décadas".

Obama subrayó que hay "capítulos oscuros" en la historia de EEUU, un país que no se cree "perfecto" y que, hoy por hoy, no tiene interés en "inmiscuirse" cuando denuncia situaciones que no considera justas como el encarcelamiento de alguien "simplemente" por cuestionar al poder, sino que lo hace porque es "lo correcto".

Las palabras del presidente tienen lugar un día después de que tanto él como el presidente cubano, Raúl Castro, se saludaran y estrecharon la mano este viernes durante la apertura de la cumbre. Se trató de "una interacción informal", sin que ambos líderes mantuvieran una "conversación sustancial", y tuvo lugar antes de la inauguración formal de la Cumbre, a la que asisten casi todos los gobernantes de los 35 países del continente, según explicó la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan. Obama y Castro mantendrán este sábado un encuentro histórico que será el primero entre los presidentes de ambos países en más de medio siglo.

Sobre este encuentro con Castro, Obama reconoció que, probablemente existirán "diferencias significativas", pero sobre la base de "valores universales como punto de acercamiento". "Creo firmemente que si aprovechamos este impulso en nuestros puntos comunes cambiaremos las relaciones con Cuba", ha apuntado el presidente Obama. Obama y Castro participaron el viernes en la ceremonia de inauguración de la VII Cumbre de las Américas en la misma fila de la tribuna de mandatarios, aunque separados por los gobernantes de Ecuador, Rafael Correa, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

Uno de los discursos más esperados fue el del presidente cubano, quien asistió a su primera Cumbre de las Américas, y nada más empezar con su intervención dijo: "Ya era hora de que yo hablara aquí a nombre de Cuba". Un Castro emocionado justificó que su intervención durara más de 40 minutos, cuando el tiempo era de solo 8, porque "como deben seis cumbres que excluyeron (a Cuba), 6 por 8: 48 minutos tocaría hablar", señaló.

Raúl Castro hizo un relato histórico de "agresiones imperialistas" a América Latina, pero exculpó de ellas al mandatario estadounidense, Barack Obama, al considerar que él no es responsable de la política impuesta por los "diez" anteriores presidentes de EEUU.


.

Noticias Relacionadas

INTERNACIONALES 3696078429319575138

Publicar un comentario

emo-but-icon

CNMradio fm 93.3

item